Los Caminos del amor y la pulsión



  • Título de la obra: :         “Los caminos del amor y la pulsión”                                     
  • Edición:                         Primera
  • Año:                               Septiembre 2012
  • Autora:                           Dra. Nora Guerrero de Medina
  • Carrera:                  Psicología Clínica
  • Facultad:                         Filosofía
  • Tiraje:                       200 ejemplares
  • Materia:                      Psicoterapia II.
  • Editorial:                            Universidad Católica de Santiago de Guayaquil
  • Distribución:                  Librería Científica
  • ISBN:                             978-9942-904-26-3
  • Derecho de Autor:                             GYE-002910
  • Imprenta:                             Valgraf


Reseña de la obra

 

El llamado “movimiento psicoanalítico” alberga en su seno un conjunto diverso de prácticas que muchas veces conservan en común sólo la referencia al nombre inventado por Freud.
Además existen las psicoterapias de inspiración psicoanalítica y otras derivadas del psicoanálisis que hoy han olvidado su origen.
También hay corrientes que se destacan por su eclecticismo y que consideran dicha posición como la prueba de su libertad de pensamiento; en ellas convergen las tendencias clínicas más dispares y los principios más heterogéneos.
En esta torre de Babel donde, como no podría ser de otra manera, se hablan diferentes lenguas, es muy difícil ponerse de acuerdo. El desacuerdo forma parte de la historia del movimiento, hecho de rupturas, divergencias, escisiones y hasta de excomuniones.
El campo de la Psicoterapia es el campo de la palabra, el campo del Psicoanálisis es el del goce. En la Psicoterapia también se plantea el goce pero no bajo la forma del objeto, sino bajo la forma del mandato del Otro. Son mandatos de goce (come, ven, cúrate, normalízate, duerme, etc.) tipo superyó, pero no son puestos en cuestión en lo que es la posición de goce del sujeto mismo, en relación a su falta en ser y a su objeto pulsional.
La psicoterapia se interesa en el síntoma como tal, y el psicoanálisis se interesa en el síntoma como posición de goce del sujeto, incluso si se queja de su síntoma, no quiere abandonarlo, lo mantiene, sigue utilizándolo. Entonces, en su análisis el síntoma se relaciona con la satisfacción pulsional que lo organiza de manera velada.
Este concepto del síntoma en psicoanálisis exige que se pueda demostrar la posible articulación entre el significante y el objeto, entre la pulsión y los mecanismos del inconsciente: chiste, sueño, lapsus.
Se tratará de elucubrar de qué manera está en juego la pulsión, cómo actúa para encontrar su satisfacción en esas pequeñas maquinarias significantes que forja el inconsciente.
Este trabajo de investigación busca respuestas en el campo de la clínica y para ello se orienta en los textos de Sigmund Freud, de Jacques lacan, de Jacques-Alain Miller y de distintos comentadores de la teoría psicoanalítica. Sus planteamientos están dirigidos a tres efectos fundamentales en el parlêtre: el amor, la pulsión, el deseo.
El hilo conductor es el amor, sus encuentros y desencuentros, sus vinculaciones con la pulsión y su acción haciendo “condescender el goce al deseo”.

 


(continúa en edición impresa)