La Organización Ética y Estética de los Centros Educativos - 1ra Edción




  • Título de la obra: “La Organización Ética y Estética de los Centros Educativos”
  • Edición: Primera
  • Año: Junio 2006
  • Autores: Lcda. Elizabeth Larrea Santos, Lcda. Corina Rodríguez Hidalgo
  • Catedrático: Universidad Católica de Santiago de Guayaquil
  • Unidad: Vicerrectorado Académico
  • Editorial: Universidad Católica de Santiago de Guayaquil
  • Distribución: Librería Científica

Reseña de la obra

Resulta paradojal que en plena era del conocimiento y con el desarrollo sin precedentes de la tecnología de la educación se produzca en los adolescentes, una inhibición de la curiosidad y de la capacidad de interrogación y asombro frente a los problemas de la realidad y de la ciencia, generando el malestar de los maestros frente a los nuevos desafíos que nos demandan la construcción de nuevas funciones educativas que respondan a las consecuencias de la modernidad y la globalización en los distintos ámbitos del desarrollo de los estudiantes y a la desvinculación de la familia de sus procesos instructivos y formativos.

Frente a esta realidad es necesario asumir el planteamiento de Edgar Morín con relación a que los centros escolares, deben superar la disociación entre los saberes y las prácticas cotidianas, la desunión de los problemas y la separación de las disciplinas, ya que el conocimiento “es sólo conocimiento en tanto es organización, relación y contextualización de la información”. Esto permite la construcción de un Proyecto Educativo Institucional, que concibe a los Centros Escolares como instituciones de desarrollo de la cultura cuya organización ética y estética pretende responder a una reforma paradigmática en lugar de programática, porque “la reforma de la enseñanza debe conducir a la reforma del pensamiento y la reforma del pensamiento debe conducir a la reforma de la enseñanza”.

En este sentido, la formulación de estrategias de intervención socio-educativa para la educación media, implica ejes que se abordan desde las dimensiones humanas y se sitúan en el razonamiento lógico y la integración del aprendizaje significativo; la capacidad de resolución de problemas; la identidad personal y ciudadana; y la cultura de convivencia pacífica.


(continúa en edición impresa)