Percepción



  • Título de la obra:            PERCEPCIÓN CORPORATIVA. CONTEXTO AXIOLÓGICO VIVENCIAL                                  
  • Edición:                           Primera. Tomo I y Tomo II
  • Año:                                 Agosto 2011
  • Autor                               Dr. Michel Doumet Antón
  • Editorial:                         Universidad Católica de Santiago de Guayaquil
  • Imprenta:                        Valgraf
  • Tiraje:                             300 ejemplares
  • Distribución:                   Librería Científica
  • ISBN General:               978-9942-904-17-1
  • ISBN Tomo I:                 978-9942-904-18-8
  • ISBN Tomo II:               978-9942-904-19-5


Reseña de la obra

Percepción Corporativa recoge la clarividencia del empoderamiento organizacional, esto es, mi paso por la ilustre Institución, Universidad Católica de Santiago de Guayaquil; que poco a poco se fue constituyendo en parte indisoluble de mi polifacético modelo vivencial. Para entenderla a plenitud históricamente fue trascendental mi experiencia, urdida durante mi juventud en el desempeño de actividades administrativas, políticas, en otras instituciones que estratégicamente constituyeron el blasón que estimuló mi inclinación de servicio a tan noble institución como la UCSG, estructurada por maravillosas personas de toda condición, pero sobre todo de noble e insondable corazón, con una inteligencia privilegiada y voluntad digna de descifrable suerte, es decir, de alma inconmensurable. La imagen corporativa se fue estructurando paulatinamente cuando mi caminar por el diario quehacer y aparente rutinario acontecer, me permitió conocer a profundidad distintas y heterogéneas personalidades en las múltiples actividades universitarias tanto intra como extramurales, y es a la sazón cuando percibí la verdadera dimensión institucional; es cuando me percaté que el enjambre de valores se constituye parte consustancial del proceso de enseñanza-aprendizaje extracurricular. Doy gracias a la vida que me permitió disfrutar de tantas experiencias que más allá del cumplimiento de un compromiso que adquirí para ejercer las funciones de Decano, Vicerrector y Rector, y sobre todo de docente, compartí amistades que moldearon a mi persona; entonces comprendí que es un deleite intelectual, espiritual y moral, servir a nuestros semejantes y recibir recíprocamente la benevolencia de tantos cuantos seres tuve la honra de tratar


(continúa en edición impresa)