Spanish English French
Correo Electrónico
Servicios en Línea
Está aquí: Inicio La Facultad Historia de la Facultad

Facultad de Especialidades Empresariales - Historia de la Facultad

La creación de la Facultad de Especialidades Empresariales de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil tiene como antecedentes tanto el posicionamiento de tradición y prestigio a nivel nacional de la Universidad Católica, como la necesidad de responder, desde su Sistema Educativo, a especialidades empresariales que permitan la formación de profesionales en nuevos perfiles. Perfiles con características específicas y competencias puntuales para la toma de decisiones y la aplicación de soluciones en el mundo de los negocios. Perfiles que asumen la centralidad del discurso de las tecnologías que atraviesan tanto las lógicas del mercado y de las empresas, como la vida misma de los ciudadanos.

En este escenario que demanda la creación de la Facultad de Especialidades Empresariales, el ethos del mercado y el peso de las tecnologías constituyen, hoy, espacios inobjetables en la nueva organización de la sociabilidad y la educación. Este acercamiento valorativo de la comunidad universitaria católica a la experimentación tecnológica y empresarial hace emerger nuevos parámetros en la evaluación de la técnica y el mercado, distintos al de su mera instrumentalidad económica o su funcionalidad política: el de su capacidad de significar las más hondas transformaciones que experimenta nuestra sociedad.

En esa medida, la Facultad de Especialidades Empresariales tiene en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil su fuente permanente de formación y perfeccionamiento al asumir la institución las tendencias que se generan en el mundo laboral y en los sectores científicos, tecnológicos y económicos, activándose, de esa forma, espacios que reducen la brecha entre 10 académico, 10 laboral y 10 social.

Para la creación de la Facultad de Especialidades Empresariales se han analizado dos factores importantes que hoy han alterado sustancialmente la demanda universitaria, a saber:

  1. La oferta, cada vez más considerable, de centros de educación superior y de nuevas carreras que presentan al aspirante una amplia gama de alternativas entre las cuales hacer su elección profesional. Carreras promocionadas desde estrategias de comunicación y marketing que difunden la promoción de la iniciativa o la disposición para aprender, crear, investigar, comunicar y emprender.
  2. La demanda de carreras con alternativas innovadoras que se adapten a las aptitudes particulares y las necesidades de los demandantes.